BARNIZAR O LACAR

Cuando tenemos un objeto de madera (un mueble, un armario, una silla, étc..) a veces nos surge la duda si barnizar o lacar la pieza.

Barnizar y lacar se utilizan para proteger la madera, tanto para el interior como para el exterior, y ayudan a que ésta no se deteriore con la humedad, el sol o el paso del tiempo.

La principal diferencia  entre ambos es la estética. El barnizado nos deja ver la beta de la madera mientras que el lacado o esmaltado es opaco, es decir, no nos deja ver la beta de la madera.

Ahora vamos a explicar cuál es el proceso a seguir en cada caso para que el resultado final sea óptimo. Antes de barnizar o lacar madera, tenemos que tener en cuenta si la madera es nueva o, si de lo contrario, es madera ya barnizada o lacada.

Barnizado.
Si la madera es virgen o sin ningún tratamiento, habrá que aplicar previamente una mano de imprimación para madera o “fondo” (también conocido como tapaporos). Estos productos son de secado rápido y una vez seco, deberemos lijar la superficie.

Se aplicarán una o dos manos del fondo, dependiendo del tipo de madera y siguiendo las indicaciones del fabricante, con sus respectivos lijados. De esta manera vamos obteniendo una finura en la madera que nos ayudará a obtener el acabado óptimo que estamos buscando. Después de lijar el fondo o tapaporos, aplicaremos dos manos de baniz. Este barniz puede ser incoloro o con el color de una madera determinada (haya, roble, caoba, étc.), conocido como barniz tinte. También escogeremos el acabado. Mate, si no queremos brillo alguno. Satinado, si queremos un brillo suave. Y brillo, si queremos un acabado vivo con brillo.

Si la madera ya ha estado previamente barnizada, solamente tendremos que lijar suavemente la superficie para preparar la madera. Posteriormente procederemos a aplicar dos manos de barniz.

Esmaltado o lacado.
En el caso de madera nueva, se recomienda dar dos manos de selladora para madera, la cual nos regula la absorción de las superficies porosas. Es recomendable lijar entre aplicación y aplicación de producto para garantizar el buen anclaje del mismo. Una vez aplicada la selladora, daremos dos manos de laca o esmalte eligiendo el color y aspecto deseado.

Si vamos a aplicar un esmalte o laca sobre una superficie previamente lacada, procederemos a lijar la laca vieja y posteriormente aplicaremos dos manos de la laca deseada.

Publicado por World Paints

Amplia experiencia en recubrimientos,tratamientos y acabados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: